sábado, 29 de diciembre de 2012

VESTIR DE MEDIA ETIQUETA




ASESORIA DE IMAGEN PERSONAL


 CRONICAS DE UN PELUQUERO


MEDIA ETIQUETA




               A  todos se nos presentan ocasiones en las que, para asistir a ciertos eventos o ceremonias, se nos exige una determinada manera de engalanarnos, o lo que es lo mismo, se nos pide seguir un código de vestuario. Y no siempre nuestro mejor traje es el recurso más adecuado para según qué momentos. Es por eso que dentro de nuestro vocabulario existen unos conceptos que nos sirven para identificar y asociar cualquiera de los actos que puedan tener lugar con una singular manera de aderezarnos.

               Con la única intención de aliviar a mucha gente de la confusión o el desconocimiento en esta materia y poder estar a la altura de las circunstancias, sin caer en contradicción, intentaré, de forma breve, exponer lo que significa o debe entenderse como Coctel o Media Etiqueta y cuál ha de ser la vestimenta más adecuada según ese requerimiento protocolario.

                Debe entenderse por Media Etiqueta aquel acto social o festivo y cuyas exigencias, en cuanto al modo de vestir, como su propio nombre indica “coctel” nos permite la mezcla de series distintas, es decir, no necesita un prototipo de indumentaria precisa. El margen de maniobra en la elección es bastante amplio ofreciendo la posibilidad de varias combinaciones y como acto, en sí, me parece digno de mención, permite iniciar o fortalecer cualquier lazo personal e incluso la posibilidad de establecer algún tipo de relación comercial.

                Si por una invitación nos vemos en el compromiso de la asistencia a un Coctel se nos presentan, en el caso de los hombres, varias opciones. Entre alguna de estas se encuentra la mezcolanza de vestuario formal con el vestuario de etiqueta. Tiene la misma validez utilizar el traje completo que hacerlo con una combinación de americana blazer y un pantalón de vestir buscando, en este caso, la adecuada alianza entre los colores. Azules con grises, color vino y azul, grises con negros, entre otros, todo ello sin corbata. Algunos asesores recomiendan camisa blanca para personas de piel morena, yo, sin embargo, me inclino por otros tonos que aporten calidez a la imagen impidiendo, al mismo tiempo, que afloren los inestetismos del rostro. Y si buscamos esa armonía apelando a la perfección, aquellas personas de piel morena, cuyos matices siempre provienen de pigmentación azul, deben inclinarse hacia esa gama azul. Y las personas de pieles claras, que son el lógico resultado de pigmentación rosada, la opción de suaves rosados o verdes será la más acertada. En cualquiera de los casos la chaqueta siempre será más oscura que la camisa.

                En cuanto a los zapatos son preferibles los de perfiles clásicos, negros o aquellos que se ajusten al color de los pantalones. El cinturón debe reconciliarsecon con alguno de estos colores, igual que los calcetines. Esto, no solo es aconsejable, se debe ser riguroso, puesto que lucir más de tres colores aunque existe el margen de cuatro, si no se viste de traje, resultaría desabrido y violento a la vista de quien observa.

               En el caso de las mujeres tampoco se ha definido un vestuario concreto para la Media Etiqueta. Sería una imposición con muchas limitaciones; puesto que el abanico de posibilidades es bastante más amplio que el de los hombres debido a la gran variedad de modelos y a las distintas combinaciones que con ellos se pueden interpretar. Aunque sí existe una prenda, tipo, sobre la que se puede generalizar y el riesgo de error es nulo. Me refiero al vestido, con la única precaución de acomodar su medida a la altura de las rodillas o ligeramente más largo. Y de igual forma que se contempla el vestido como pieza válida para el vestuario de Coctel, se puede combinar una prenda de etiqueta con otra prenda formal. Se acepta traje chaqueta, también, se consiente falda y se admite pantalón.

                En referencia a los zapatos, como es lógico, han de ser actuales. Debajo lucirán las medias, por que, incluso en verano, aportan distinción y dan calidad a la imagen. Todo ello en armonía con la indumentaria y aunque pueden servir de cualquier altura es preferible desechar los planos o los de tacón de aguja. Se busca ser elegantes pero sin destacar ni menospreciarse.

               En cuanto a los modales, que forman parte del protocolo, debe regir la sensata moderación, se trata de tener presencia evitando las disonancias.

               Y si como es lógico y racional hacemos uso del sentido común, aplicando estas referencias, podría decirse que dentro de los parámetros que demanda la Media Etiqueta, se encuentra impreso el Coctel ideal para gobernar nuestra vida: buenas maneras, buen gusto y algunas dosis de exquisitez.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
SALAMANCA, Salamanca, Spain
Entusiasta de la imagen externa, las buenas maneras y todo lo que esté relacionado con el medio natural