sábado, 24 de marzo de 2012

EL SENTIDO DEL GUSTO EN IMAGEN PERSONAL







ASESORIA DE IMAGEN PERSONAL



 
          CRÓNICAS DE UN PELUQUERO



                           EL SENTIDO DEL GUSTO






          El sabor es la sensación que las comidas y bebidas nos producen al introducirlas en la cavidad bucal y en su contacto con la lengua que es donde se alojan, mayoritariamente, las papilas gustativas o receptores del gusto. Es uno más de nuestros sentidos.

          Estas papilas, perfectamente diferenciadas se clasifican en: fungiformes, caliciformes y filiformes. Mientras que las primeras son las responsables de transmitir al cerebro, concretamente en el lóbulo parietal de la corteza, la sensación gustativa de lo dulce o amargo y de su duración, efímera o persistente, las filiformes nos van a indicar si lo que ingerimos es ácido o salado, si tiene un paladar rugoso, suave, pringoso, seco, frío, caliente, es decir, son, también, las responsables táctiles y térmicas.

          Magnos filósofos griegos trataron sobre este tema catalogando el gusto como un sentido menor y puramente físico, aunque no han sido los únicos, otros autores, de otros tiempos, como David Hume a finales de 1800 escribía y emitía parecidas percepciones. Pero Según Carolyn Korsmeyer, orientando sus argumentos desde una perspectiva científica sobre el funcionamiento del gusto del que dice: han situado desde siempre en un lugar de menosprecio, en comparación con otros sentidos, siendo digno de una mayor atención y respeto.

          Y es que, según mi frágil razón, más cercana a quien se posiciona en favor de la ciencia, el sentido del gusto nunca gozó de la valoración que merece, en cuanto a la labor que desempeña como uno más de los sentidos, a la vez que complementario de estos, independientemente de sus propias características y competencias y que en otros tiempos fuera tan necesario para la propia supervivencia humana.

          El sentido del gusto responde a estímulos químicos, es por tanto un quimiorreceptor que nos permite diferenciar y disfrutar de todos aquellos alimentos que biológicamente necesitamos para nuestra propia existencia.

          En imagen personal, más utilizado en imagen corporativa, está vinculado, principalmente, al protocolo social-gastronómico. Y si en determinadas ocasiones nos vemos en el compromiso de obsequiar a personas de diferentes culturas con materias que directamente se relacionen con el gusto y por tanto con la imagen personal, debemos tener presente saber estar a la altura de sus preferencias, es necesario por ello conocer los hábitos y nepotismos de los obsequiados, a su vez, eso nos aproximará a su formación sociocultural, a su exquisitez y posición económica y a la de todas aquellas personas que por diferentes motivos optaron por un menú determinado.

          No olvidemos que el conjunto de nuestras actitudes (tan tenidas en cuenta en imagen personal) se resumen o sintetizan en dos aptitudes básicas: buena presencia y saber estar. Saber estar engloba todas aquellas situaciones que se nos puedan presentar y que tengamos que resolver mediante el uso adecuado de nuestras habilidades.

          Por otra parte, es imposible desvincular a este sentido del tacto y del olfato, ya que todo aquello que comemos o bebemos tiene olor y percepción táctil. Como tampoco se le puede desvincular del buen gusto, es decir, además del gusto como placer gastronómico, del gusto estético, por el que tanto aboga Carolyn korsmeyer, en su libro “el sentido del gusto” donde se pueden y deben incluir el aderezo y presentación de cada plato, la decoración y buenas maneras en la mesa como sentarse de forma correcta, erguidos mientras sea posible, sin rigidez y sin invadir el espacio de los demás, a utilizar los cubiertos con esa misma corrección tanto en forma como en orden, en ningún momento deben manifestarse aquellos impulsos más primarios de la persona, si no, los más evolucionados y sofisticados que conozcamos y que estén al uso en cada momento.

          Por que la comida, primero es una necesidad y después debe ser un lugar de disfrute y buenas maneras, un espacio donde fomentar la comunicación ya que el gusto demanda la buena dialéctica, pero también forma parte de una de las comunicaciones más íntimas, como es el hecho de introducir en la boca, para su debida apreciación, todo aquello que debemos conceptuar y saborear a través de este sentido.

          Y para concluir mi comentario sobre un sentido tan infravalorado, incluso, a día de hoy y que directamente está relacionado con la imagen, lo haré en consonancia con la doble visión y la interpretación tan adecuada que hace esta autora con relación y en defensa de este sentido. (El significado del gusto y el gusto del significado).

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
SALAMANCA, Salamanca, Spain
Entusiasta de la imagen externa, las buenas maneras y todo lo que esté relacionado con el medio natural