miércoles, 10 de febrero de 2010

LA ALOPECIA






CRONICAS DE UN PELUQUERO


Podría decirse que la caída del cabello ha estado presente en la humanidad desde sus orígenes y con ella, también, la eterna búsqueda de ungüentos o preparados que corrijan o contrarresten esta alteración capilar, aunque para ser más preciso y por miedo a equivocarme tomo como referencia la que el maestro Herodoto apuntaba. Según este historiador, uno de los especialistas médicos más antiguos del mundo había sido el médico de cabeza egipcio, a quien, al parecer, la calvicie tanto le torturaba que con los conocimientos y medios de la época, a su alcance, elaboró un tratamiento que consistía en un combinado de grasas donde incluía: grasa de serpiente, de hipopótamo, de cocodrilo, de gato y de cabra. Es evidente que la mixtura no cumplió los propósitos de su creador. Pero habiendo transcurrido tanto tiempo desde entonces hasta la fecha y por más que otros científicos o estudiosos de la materia y de distintos laboratorios hayan seguido insistiendo para hallar la fórmula mágica que acabe con la calvicie, en la sociedad vigente, seguimos contando personas portadoras o sufridoras de la pelona.

Independientemente de los fracasos cosechados en la búsqueda de esa receta milagrosa, en la actualidad, se sabe que esta compleja afección es el resultado de diversas razones patológicas, ya sean nerviosas, orgánicas u hormonales. De esta manera, es frecuente que, después de una operación quirúrgica, tratamientos cancerígenos, situaciones de tensión extrema, un parto o cualquier tipo de infección así como una mala alimentación, entre otras causas, tengan como resultado la tan temida alopecia que, por otra parte, suele presentarse en diferentes estados ya que obedece a causas, también, diversas que voy a tratar de clasificar a continuación.

ALOPECIA ANDROGENETICA

De entre todas las alopecias, conocidas o diagnosticadas, con seguridad que la más frecuente es la alopecia androgenética. En torno al ochenta o noventa por ciento de las alopecias son de este tipo. Y aunque puede afectar a las mujeres lo más frecuente es que abunda en los varones.

Algunas de sus características, en el inicio del proceso, es la pérdida del cabello en las denominadas entradas en ambos lados de la frente así como en la coronilla o vértex y que de forma progresiva se irán ampliando hasta su unión definitiva, por la carencia de pelo, de estas zonas.

Como su propio nombre indica las causas vienen determinadas por la herencia genética y desajustes hormonales. Es por ello, que las primeras manifestaciones, de caída del cabello, vienen a coincidir con los niveles más altos de testosterona que a su vez ocasionan mayor actividad de las glándulas sebáceas. Suele tener lugar, dicha peculiaridad, en torno a los 20 o 22 años.

En este complejo proceso hormonal, la testosterona por acción de la encima cinco “alfarreductasa” ve alterado su funcionamiento a la vez que su fórmula química transformándose en dihidrotestosterona que es la hormona que activa las glándulas sebáceas proporcionando un exceso de sebo que recubrirá todo el folículo piloso alterando el proceso natural interno e impidiendo de esta manera la normalidad del riego sanguíneo que es quien aporta, a través de los capilares, los nutrientes necesarios para el normal desarrollo del cabello. Por ese exceso de sebo y la carencia de nutrientes sanguíneos, los folículos, sufrirán un proceso anémico por desnutrición con lo que su ciclo natural se rompe y los cabellos se irán reduciendo en número y diámetro hasta desaparecer ya que la fase telógena, es decir el ciclo de caída para la renovación, se presentará cada vez más prematuro y persistente.

TRATAMIENTO: no existe en la actualidad ningún tratamiento que, de manera eficiente, pueda solucionar este tipo de alopecia denominada androgenética, aunque hay algunos casos que reaccionan de manera positiva ante el minoxidil.


ALOPECIA POSPARTUN

La alopecia pospartúm es la caída temporal del cabello que afecta exclusivamente a las mujeres cuando han transcurrido, aproximadamente, unos tres meses después del alumbramiento.

Las causas principales son: alteraciones metabólicas y hormonales así como una merma considerable de reservas de sodio, potasio, cinc, hierro entre otros, debido, fundamentalmente, a las hemorragias y menoscabo de líquidos. Es influyente, también, en este tipo de alopecia el nuevo estado emocional de la mujer (prueba de ello es la conocida y reconocida depresión posparto que con tanta frecuencia se prodiga) y la continua tensión nerviosa a la que está sometida la embarazada durante todo el periodo de gestación.

TRATAMIENTO: después de un periodo de tiempo determinado que puede ser de un año aproximadamente, todos los desarreglos que antes fueron la causa de la alopecia se considera se habrán estabilizado y por tanto, con ello, se originará la recuperación capilar. No obstante, durante todo este tiempo se pueden aplicar champús, mascarillas y lociones, con productos específicos que contendrán en sus fórmulas algunos de los aminoácidos que se perdieron durante el embarazo y que ya he citado anteriormente. Servirán, además, para activar el flujo sanguíneo consiguiendo con ello una anticipada recuperación de los cabellos y una mejor estética de los mismos.

No hay comentarios:

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
SALAMANCA, Salamanca, Spain
Entusiasta de la imagen externa, las buenas maneras y todo lo que esté relacionado con el medio natural