lunes, 23 de enero de 2012

EL OIDO EN IMAGEN PERSONAL


ASESORIA DE IMAGEN PERSONAL

CRÓNICAS DE UN PELUQUERO

EL SENTIDO DEL OIDO EN IMAGEN PERSONAL



          Las autoridades del mundo desarrollado, también, centran su preocupación en el ruido o salud ambiental, donde, desde hace tiempo, vienen aplicando diferentes técnicas y normativas para regular el nivel de ruidos al que constantemente está sometida su población. El objetivo de las distintas prácticas, sobre ruidos ambientales, es conseguir que el ruido soportado por dicha población no sobrepase ciertos niveles tolerables en perjuicio de la salud. Debido a la subjetividad en los orígenes y derivaciones de los ruidos, estos niveles variarán según la fuente del ruido, la naturaleza de los receptores, el periodo o tiempo de exposición y la actividad a desarrollar.

          El sentido del oído responde a estímulos de ondas de presión del aire y su tipo de receptor es mecánico. Las presiones acústicas a las cuales es sensible el oído humano varían en un intervalo muy amplio. Si se toma como unidad de medida el pascal (Pa), la cuota mínima que produce una sensación auditiva es de 2x10-5 Pa y la cuota máxima en torno a 20 Pa.

          Pero la aplicación de valores que engloben un campo tan extenso no resulta factible teniendo en cuenta que el comportamiento del oído humano está más cerca de una función logarítmica que de una lineal, por lo que, a la hora de evaluar el ruido ambiental, se apela al uso de la escala logarítmica, y al decibelio (dB) como unidad de medida ya que esta unidad, por su característica adimensional, tiene capacidad para relacionar presiones acústicas.

          La escala de decibelios comprende valores que van desde la mínima percepción de una persona normal situada en 0 dB(A) hasta 120 o 140 dB(A) que es una percepción auditiva en los límites del daño.

          Valga la siguiente tabla como mínima referencia orientativa de esta escala.

          En una biblioteca o sala de lectura, el ruido soportado aproximadamente serán 45 db. Umbral de relajación.

          El ruido que emite un frigorífico doméstico suele ser de 5o db. En algunos casos puede dificultar la conciliación del sueño.

          Una máquina de aire acondicionado estará homologada para emitir 60 db. Origina ligeras molestias.

          El escape libre de una moto llegará a 125 db. Con tanta presión acústica es posible ocasionar daños en el oído.

          El límite máximo autorizado, según normativa, son 65 db. El ruido ideal a soportar son unos 45db.

          Un 10% de la población, aproximadamente, ve interrumpida su normalidad con un ruido superior a 55 db.

          Además de con la salud, el ruido y las percepciones auditivas están relacionadas con la imagen personal.

          Con el sonido, a través del sentido del oído, estamos percibiendo aspectos de la imagen, de cualquier otra persona, que nos ayudaran a formar propio criterio de cómo es o como se encuentra en ese momento, ya que las percepciones y sensibilidad del oído tienen capacidad para enjuiciar y distinguir la tonalidad, la intensidad, la cadencia o musicalidad de lo que se dice puesto que todo ello refleja tanto la pasión como la indolencia, o lo que es igual, gran parte de la intencionalidad.

          Dentro de un significado clásico y concreto, de Imagen y del saber estar, se tienen en cuenta: el tono y la modulación de la voz, la armonía y la musicalidad de las frases y el volumen del sonido es más agradable si es moderado o bajo moderado.

          Se perciben como aspectos negativos en la persona aquellas formas de acción o de expresión que por costumbre son ruidosas, ya sea por un timbre de voz elevado, por el cierre sonoro de puertas, por escuchar la música con volumen alto, como no, comer y caminar de forma ruidosa, etc.

          Y aunque no todas las personas tienen el mismo nivel de audición ya que para algunas los sonidos pueden ser imperceptibles mientras que para otras son perfectamente audibles y, mientras que unas personas perciben con mayor claridad e intensidad los sonidos agudos que los graves y viceversa, la mayoría se sienten seducidas por la cadencia y la armonía de una voz suave y homófona en contraposición a otra desafinada y escindida.

          De acuerdo con esto, las indagaciones sobre el proceder humano han comprobado, que los sonidos agudos disgustan más que los graves, que los graves transmiten mayor intimidad que los agudos y que los agudos son más perceptibles que los graves, dicho de otro modo, la voz grave tiende a ser más agradable que una voz aguda. Hemos de tener en cuenta, también, que todo lo percibido por el oído tiene una gran capacidad para permanecer en la memoria. Una imagen puede distorsionarse con el tiempo y puede variar a consecuencia de diferentes procesos, tanto, internos como externos, los registros de la voz perseveran.

1 comentario:

el baul de Analu dijo...

Hola, acabo de conocer tu blog, me ha parecido muy interesante.
Te dejo mi blog,para que le eches un vistazo. Tambien tengo una pagina de Asesoria de imagen en Facebook. Te dejo ambos enlaces. Gracias.
http://www.facebook.com/pages/Enneke-Style/159965974098617
http://elbauldeanalu.blogspot.com/

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
SALAMANCA, Salamanca, Spain
Entusiasta de la imagen externa, las buenas maneras y todo lo que esté relacionado con el medio natural